Rodrigo Murillo recibe el primer Premio José Ángel Mañas a nuevos talentos

Publicado en ElPais.com

Amenizados por un contrabajo y una joven entonando grandes éxitos como Bésame mucho o I don’t know you, comienza la gala de la primera edición del Premio José Ángel Mañas, un galardón creado por el editor Jean-Laurent Poitevin, junto al escritor español de novelas como Historias del Kronen y la entidad bancaria Bankia. Se trata un premio que tiene como leit motive la búsqueda de nuevos talentos, jóvenes escritores que no han tenido la oportunidad de publicar su primera novela. El afortunado ha sido el peruano Rodrigo Murillo por Los héroes sentimentales.

Procedente de Arequipa (Perú), al igual que Mario Vargas Llosa, uno de los escritores hispanohablantes con más éxito nacional, pero también internacional, este joven de 31 años ha querido reflejar en su novela uno de los periodos más sanguinarios de la historia reciente de América Latina. Se trata del conflicto armado a manos del Sendero Luminoso, una organización terrorista con tendencia ideológica marxista que se cobró más de 70.000 muertes en Perú. “Este libro cuenta una historia que los españoles conocen bien aunque en otro momento histórico. Es cuando la violencia política se desborda y se pueden sentir identificados”, ha apuntado Murillo. A lo que la periodista María Rey, encargada de presentar el acto, ha respondido: “Es el Patria peruano y deja el mismo mensaje esperanzador al final”.

La andadura de este premio comenzó en 2007 cuando Jean-Laurent Poitevin se dio cuenta de que en Francia los jóvenes escritores no tenían forma de mostrar su trabajo a las editoriales en las que una única persona parecía tener el “olfato” y decidía que se publicaba y que no. Por ello, creó la editorial Nuevos talentos en la que invertía este sistema y con la que conectaba directamente a través de su web a autores con lectores. Estos últimos eran los encargados de evaluar y poner nota a los primeros manuscritos.

Ahora, con más de dos millones de libros publicados y con el descubrimiento de 150 nuevos autores, Poitevin ha querido trasladar este exitoso experimento a España. Para ello, ha contado con José Ángel Mañas. “El premio nace del encuentro entre mi historia personal y el proyecto de Jean-Laurent”, ha explicado Mañas, quien quedó finalista del Premio Nadal siendo aún un jovencísimo y desconocido autor. “Que lleve mi nombre para mí es como saldar una deuda de gratitud y quiero dar una nueva oportunidad similar a la que yo tuve”, afirma el creador de El secreto del Oráculo.

El ganador ha sido elegido entre 500 manuscritos presentados por los más de 1.200 lectores registrados en la plataforma online, quienes han seleccionado cinco títulos para pasar a la fase final del premio, en la que ya ha sido Mañas quien se ha encargado de escoger a Murillo. “Cuando me llegaron los seleccionados estaba aterrado, pero Jean siempre confío en el criterio de los lectores de su plataforma“, ha comentado entre risas. Sin embargo, al tener el manuscrito del peruano entre manos no dudó en que debía ser el vencedor. “Por su poderío vital, su buen conocimiento de la modernidad novelesca y su maestria narrativa, le auguro lo mejor”, ha señalado al entregarle el premio. La novela se publicará el 9 de mayo con una portada especialmente diseñada por Mañas y Poitevin y Murillo recibirá además una dotación económica de 12.000 euros.

En el acto, que finaliza igual que comenzó, con música en directo y esta vez con una canción latinoamericana en honor al ganador, también se ha anunciado que, a pesar de no quedar ganadores, también se publicarán dos títulos más de los finalistas. Los agraciados han sido Manuel Horno, por Las Haragas, y Belén Garrido por Nadiya, Historia de una esclava.

La editorial en la que los lectores deciden qué se publica

Publicado en El País

Que nadie lee es un mantra cargado de verdad: casi un cuarenta por ciento no abre ni un libro al año en España. Los escritores consagrados venden en torno a una décima parte de lo que vendían hace 15 años (Rosa Montero dixit). ¿Por qué tendría alguien interés entonces en leer a inéditos? ¿Y en editar a noveles? Jean-Laurent Poitevin dio hace una década respuesta a esa duda: “Los lectores quieren saberse jefes de la editorial, decidir qué va a acabar en una librería”; y de su convencimiento hizo negocio: Nouveaux Auteurs publica entre 15 y 20 títulos anuales en Francia seleccionados por su comunidad de 10.000 lectores. Y vende más de 10.000 ejemplares de media de cada novela entre tapa dura, rústica y bolsillo. “Todos me dijeron que estaba loco, me creen porque los números no mienten”. Ahora desembarca en España replicando el sistema con la editorial Nuevos Talentos, que para abrirse camino en el mercado en castellano ha lanzado un premio a la mejor primera novela dotado con 12.000 euros y auspiciado por el autor de Historias del Kronen, José Ángel Mañas.

Nuevos Talentos funciona más o menos así: Un escritor, normalmente uno de esos que tratando con editoriales tradicionales se ha dado contra un muro una y cien veces, cuelga un manuscrito en la plataforma en línea (Poitevin asegura que hay millares inmerecidamente ocultos por el mundo). Si pasa un primer filtro que llevan a cabo un par de críticos —que no emiten juicios sobre la calidad del texto, solo comprueban que sea legible y que responda a lo que el autor manifestó que era su obra—, se somete durante dos meses a examen de la comunidad de lectores. Cualquiera puede registrarse y analizar una o varias novelas, para lo que tendrá que contestar a un cuestionario exhaustivo del que extraerá la nota de uno a diez con que valora el texto. Esa nota será, al principio, secreta. Solo pasada la validación sabrá el autor qué opinaron sus lectores y podrá además mantener un canal abierto para charlar con ellos sobre las impresiones que les causó, sobre qué estiman mejorable o qué detalle les entusiasmó. “¿Cuántas veces te habría gustado poder influir para que el escritor cambie el final de un libro que hasta ese punto te había encantado?”, inquiere Poitevin. En los menos de dos meses de vida de Nuevos Talentos ya tienen 220 usuarios participando, cifra que en Francia casi tardó un año en alcanzarse. Han recibido en el mismo periodo unos 250 manuscritos (200 candidatos al premio literario y 50 que no concurren). Entre ellos, el editor está convencido de que se esconde un éxito. Al menos uno. “Ya he colocado a varios de mis autores entre los más vendidos de Francia en una década, en diez años más alguna de mis firmas estará entre los máximos superventas mundiales.”

José Ángel Mañas y las novelas plebiscitarias

“Los premios solían servir para descubrir autores con potencial, talento en crudo. Yo soy fruto del epítome de esos galardones, que era el Nadal. Luego se desvirtuaron, se convirtieron en otra cosa”. José Ángel Mañas está convencido de que fue el público quien impuso Historias del Kronen, quien le brindó un éxito que de haber dependido de la industria del libro como tal no habría llegado. “Quiero devolver la oportunidad de que yo dispuse”, confiesa. En Nuevos Talentos, dice, buscan historias “buenas y plebiscitarias”. Priorizan que haya un consenso: si dos notas señalan que un mismo libro es una maravilla, según una, y porquería según otra, y ambas están bien argumentadas, difícilmente esa novela se llevará a estampa. Que haya opiniones coincidentes es una garantía, un test poco falible —estiman— de que esa novela funcionaría en el mercado. Con el manuscrito que se lleve los 12.000 euros del primer premio José Ángel Mañas tienen la sensación de que se juegan el todo por el todo: “Necesitamos que sea realmente bueno para que Nuevos Talentos arranque, es nuestra presentación”. La cuantía que otorgan creen que demuestra per se el interés con que seguirán y tratarán de aupar las carreras de los noveles que publiquen con ellos.

En Francia, Agnes Ledig comenzó con ellos y cuando vendía más de 300.000 ejemplares de cada título que sacaba se terminó marchando a una grande. Igual ocurrió con Valentin Musso, hermano de Guillaume (que vendió 1.833.300 ejemplares en 2016). Cuando pareció que la carrera de Valentin podría correr la misma fortuna que la de su hermano otra editorial le ofreció un adelanto de 100.000 euros y dejó Nouveaux Auteurs. “En España ocurrirá parecido pero, además de formar cantera, estaremos ahí para pelear”, profiere seguro Poitevin.

¡Regístrate como autor o lector en Nuevos Talentos!